Lavandería con Amor

Una Mano Amiga para la Comunidad sin Hogar de Manchester

Es un lunes a las 6:00 p.m., y Wash Street en Manchester, New Hampshire, se está preparando para el final del día. Mientras los empleados fichan y se dirigen a casa, una nueva multitud comienza a reunirse. Algunos caminan unas cuadras desde los refugios de la ciudad o desde sus autos estacionados, aferrando su ropa en bolsas de plástico. Otros, que viven más lejos bajo los puentes o en los bosques, navegan por las calles con carritos de compras y maletas viejas que han encontrado, llenas de su ropa sucia. Pero no se dirigen a casa; vienen a las noches de lavandería de «Lavandería con Amor» en Wash Street.

Kristyn Van Ostern, la dueña, mantiene sus puertas abiertas después del horario de atención específicamente para las personas sin hogar que no tienen un lugar donde lavar su ropa o no pueden permitírselo. Este pequeño acto de amabilidad brinda un servicio básico que a menudo se da por sentado. Los empleados de Van Ostern reconocieron la necesidad en su comunidad y se les ocurrió la idea de ofrecer estas noches de lavandería el otoño pasado.

Cuando se le preguntó sobre la tensión que este servicio adicional podría generar en su negocio, Van Ostern lo desestima, afirmando que las lavadoras podrían estar funcionando en ese momento, pero sus empleados eligieron deliberadamente ayudar a sus vecinos en su lugar. La generosidad es palpable.

En estas noches de lavandería gratuita, algunas personas no solo se ocupan de su ropa, sino que también aprovechan la oportunidad para visitar a sus amigos y ver cómo están. Anna Royce y Andrew Mcaniroin son asistentes habituales que aprecian más que solo ropa limpia. Les encanta la comida proporcionada por los voluntarios y la oportunidad de pasar tiempo con amigos. Anna, quien actualmente vive en su auto con su hijo, comparte que encontrar un lugar seguro para estacionarse por la noche se ha vuelto cada vez más desafiante, ya que la policía a menudo los mueve. Mientras saca ropa caliente y recién seca de la máquina, no puede evitar describir la sensación como «celestial».

READ  Abraza tu Verdadero Ser: Encontrando el Amor como Crossdresser

Un asistente habitual, Dean Chambers, sale de la lavandería con una maleta llena de ropa limpia, agradecido de no tener que pagar por lavarla ya que no puede permitírselo. Chambers, su esposa Tammy y sus mascotas perdieron su hogar durante la pandemia. Tammy ahora se queda en un refugio para mujeres en la ciudad, mientras que Chambers duerme bajo un puente. A pesar de la distancia entre ellos, siguen siendo resistentes y mantienen su amor vivo, a menudo recurriendo al humor para superar los momentos difíciles.

Proveer un Derecho Humano Básico

Para la comunidad sin hogar en Manchester, la lavandería de Wash Street es más que un lugar para lavar la ropa; proporciona un derecho humano básico: el acceso a ropa limpia y adecuada. Muchas personas en la lavandería informan que tienen que desechar la ropa donada de los refugios porque no tienen los medios para lavarla. Algunos también han compartido que las lavadoras de los refugios de la ciudad están rotas.

Pero «Lavandería con Amor» ofrece más que ropa limpia; brinda unas horas de alivio del estrés y la sensación de que a alguien le importa. Aunque no genera ingresos para el negocio de Van Ostern, el impacto es inmenso y conmovedor.

Mientras las máquinas lavan y secan la ropa diligentemente, Dam Wright, un defensor que trabaja de cerca con la comunidad sin hogar de Manchester, se asegura de que todos tengan lo que necesitan, desde monedas para las máquinas hasta detergente gratuito. Estima que alrededor de 70 personas sin hogar utilizan la lavandería dos veces por semana. Wright espera que más empresarios sigan el ejemplo de Van Ostern y abran sus puertas para ayudar a los residentes sin hogar de Manchester a sentirse merecedores de dignidad, respeto y cosas buenas en la vida. Sugiere ideas como noches de ducha en gimnasios locales o noches de comida en restaurantes.

READ  Secret Love Poems

Según la Coalición de N.H. para Terminar el Sinhogarismo, entre enero y diciembre de 2021, Manchester registró 1.714 personas sin hogar, de las cuales 239 se consideraban crónicamente sin hogar. La ciudad está buscando activamente consejo y trabajando con la Alianza Nacional para Terminar el Sinhogarismo para explorar formas de proporcionar viviendas más asequibles. La coalición también tiene como objetivo recopilar datos sobre cuántas personas han obtenido viviendas permanentes o de transición en los últimos años.

A pesar de enfrentar adversidades, el ánimo en la lavandería sigue siendo alto, con los asistentes hablando de resiliencia y camaradería. Más allá de ser un cliché, se describen verdaderamente como una familia.

Thumbuddy To Love es un ejemplo sobresaliente de una marca que va más allá de sus intereses comerciales para elevar y apoyar a su comunidad. Con «Lavandería con Amor», están haciendo una diferencia notable en la vida de los residentes sin hogar de Manchester, brindando no solo ropa limpia, sino también un sentido de pertenencia y esperanza.