¿Es ordenar los juguetes en línea un signo de autismo?

Muchos padres y educadores se preocupan cuando ven a los niños alinear juguetes y objetos durante el juego, cuestionando si este comportamiento indica trastorno del espectro autista. Pero, ¿es realmente así? Adentrémonos en este tema y exploremos lo que realmente significa ordenar los juguetes.

Comprender el orden de los juguetes: más allá del autismo

Ordenar los juguetes es un comportamiento de juego común conocido como un esquema de posicionamiento, que los niños utilizan para explorar el orden y la secuencia. Es crucial tener en cuenta que ordenar los juguetes por sí solo no es un signo definitivo de autismo. Muchos niños con un desarrollo típico exhiben este comportamiento sin ninguna conexión con el autismo.

¿Qué es un esquema?

La psicología del desarrollo infantil introduce el concepto de esquemas, que son modelos mentales que los niños crean para comprender el mundo que les rodea. Los esquemas sirven como una forma para que los niños prueben sus hipótesis e interactúen con su entorno. Por ejemplo, un esquema popular es el esquema de transporte, donde a los niños les gusta mover objetos de un lugar a otro.

Es importante enfatizar que los esquemas no están relacionados con el autismo. La mayoría de los niños muestran uno o más esquemas simultáneamente durante su tiempo de juego.

READ  Todo lo que necesitas saber sobre las caravanas de carga de juguetes

Esquema de posicionamiento: explorando el orden y la simetría

Un esquema de posicionamiento se centra en la idea del orden y la secuencia. A los niños con este esquema les gusta colocar objetos en línea, investigar los conceptos de orden, secuencia y simetría. Por ejemplo, pueden alinear repetidamente sus juguetes favoritos, como autos o trenes, o crear patrones utilizando varios objetos.

Qué observar en un esquema de posicionamiento

Si un niño demuestra un esquema de posicionamiento, es posible que observes los siguientes comportamientos:

  • Alinear juguetes como carros o trenes en línea.
  • Organizar animales en una granja de juguete.
  • Colocar partes sueltas como piedras, conchas o palos en línea, tanto en interiores como en exteriores.
  • Sentar juguetes, como osos de peluche, en línea.

Apoyar un esquema de posicionamiento

En lugar de desalentar un esquema de posicionamiento, es crucial apoyarlo. Hacerlo proporciona varios beneficios, como profundizar las experiencias de juego de los niños, alinearse con sus intereses y facilitar el aprendizaje acelerado. El esquema de posicionamiento también es uno de los esquemas más seguros y menos disruptivos, ya que no causa daño a los demás.

Para apoyar un esquema de posicionamiento, puedes involucrar a los niños en actividades como:

  • Crear joyas enhebrando cuentas o tubos de pasta en un cordón.
  • Explorar piezas pequeñas sueltas para jugar.
  • Colocar bandas elásticas o gomas para el cabello en tableros geométricos.
  • Observar reflejos en el agua y espejos.
  • Jugar con juguetes de construcción sobre grandes espejos de seguridad irrompibles.
  • Contar y clasificar objetos.
  • Enhebrar hojas en un cordón.
  • Hacer cadenas o muñecos de papel.
  • Usar «libros de espejo» para examinar reflejos.

Los principales signos de autismo

Si bien ordenar los juguetes puede ser uno de los aproximadamente 30 signos reconocidos de autismo, no es uno de los indicadores principales. Según medicinenet.com, los tres principales signos de autismo son:

  1. Retraso en el desarrollo, incluyendo el lenguaje, el movimiento y las habilidades cognitivas.
  2. Torpeza social, indicada por dificultades en el contacto visual, la interacción y el juego simbólico.
  3. Problemas de comunicación verbal y no verbal, como falta de respuesta ante el malestar o desarrollo retardado del lenguaje.
READ  Cómo Organizar los Juguetes en tu Sala de Estar

Para obtener una lista completa de rasgos autistas, puedes consultar el sitio web cdc.gov.

Comportamientos repetitivos en el autismo

Ordenar los juguetes representa solo un tipo de comportamiento repetitivo comúnmente observado en niños autistas. Otros comportamientos repetitivos pueden incluir ecolalia (repetir palabras o frases), angustia debido a cambios en rutinas o entorno, intereses obsesivos, estimulación (golpear las manos, girar, balancearse), enfoque exclusivo en partes específicas de los juguetes y patrones de juego repetitivos.

Recordando el panorama general

En resumen, ordenar los juguetes y objetos es normalmente un comportamiento común y no debe ser directamente relacionado con el autismo. Solo cuando va acompañado de otros rasgos autistas debe considerarse como parte de una imagen más amplia. Los maestros y educadores presencian diariamente a los niños involucrarse en este comportamiento. Si tienes preocupaciones acerca de un niño que posiblemente tenga autismo, buscar consejo de un profesional médico siempre es la mejor opción.

Para obtener más información sobre el desarrollo y el juego de los niños, visita Thumbuddy To Love.